Lexatin
Farmacia Salud

Usos y efectos secundarios del Lexatin

El Lexatin es un fármaco derivado de las benzodiacepinas y se suele recetar para tratar la ansiedad grave. Reduce la tensión y el nerviosismo. En dosis más altas, actúa como relajante muscular. En general, el tratamiento con esta droga psicoactiva debe ser de corta duración

Las instituciones médicas y farmacéuticas desaconsejan el uso de este tipo de medicamento durante más de 12 semanas (incluyendo una disminución gradual de la dosis). De hecho, algunos pacientes la están tomando durante mucho más tiempo del recomendado.

El ingrediente activo de Lexatin es el bromezepam, que pertenece a un grupo de fármacos llamados benzodiacepinas. En dosis bajas, el bromezepam alivia la tensión mental, la ansiedad y el nerviosismo. En dosis altas, actúa como relajante muscular.

Algunas personas combinan el Lexatin con otros medicamentos. También pueden combinarlo con sustancias que deprimen el sistema nervioso central. Esas podrían ser el alcohol o incluso el diazepam. El uso inadecuado de estos medicamentos tiene consecuencias peligrosas, como el aumento de los accidentes de tráfico.

Las personas que toman este medicamento deben seguir las instrucciones terapéuticas, así como con cualquier otro medicamento de prescripción. Asimismo, los profesionales de la salud deben regular y supervisar el uso adecuado de este tipo de medicamentos. El Lexatin, junto con otros medicamentos similares, ayuda a reducir los síntomas asociados con los trastornos de ansiedad.

¿Para qué sirve el Lexatin?

Es una de las marcas de bromazepam. Lo más importante que hay que saber sobre este medicamento es que es un derivado de una clase de drogas llamadas benzodiacepinas. Este compuesto químico aumenta el efecto del neurotransmisor de ácido gamma-aminobutírico (GABA) que, a su vez, causa un efecto sedante, hipnótico, tranquilizante, anticonvulsivo y relajante muscular.

El Lexatin es principalmente un depresor del sistema nervioso. Actúa en un área muy concreta del cerebro, el sistema límbico. Así que, además de relajar el cuerpo y las funciones corporales, puede reducir la tensión psicológica, el estrés y la ansiedad emocional.

Echemos un vistazo a sus usos terapéuticos. Se utiliza para:

Tratar los síntomas relacionados con la ansiedad.

Tratar desórdenes obsesivos, fobias, hipocondría, ataques de pánico, etc…

Reducir las conductas agresivas o autodestructivas.

También es útil en ciertas situaciones causadas por una intensa agitación psicológica.

Asimismo, el Lexatin es un medicamento muy eficaz para promover la relajación antes de una cirugía menor.

Precauciones relacionadas con el Lexatin

El Lexatin es un tipo de benzodiacepina más suave que el diazepam clásico (Valium). Aunque la acción de la droga no es tan potente como la del diazepam, sus efectos secundarios, tolerancia y dependencia son similares. En otras palabras, se trata de una droga que puede tener un impacto psicológico y físico negativo si se usa de manera inadecuada. Por eso es importante entender qué precauciones de seguridad se deben tomar al usar Lexatin.

Siempre se debe usar con la supervisión de un médico o de un facultativo. Los profesionales de la salud no deberían usar el Lexatin como único tratamiento para la ansiedad relacionada con la depresión. Tiene baja efectividad cuando se usa solo.

Si deja de tomar Lexatin repentinamente, experimentará síntomas de abstinencia. En otras palabras, la falta de Lexatin en su sistema agravará los síntomas originales de la ansiedad. Por lo tanto, si su tratamiento incluye benzodiacepinas y tiene que dejar de tomarlas, hágalo gradualmente.

Los pacientes que toman Lexatin no deben hacer nada que implique un alto nivel de atención o un tiempo de reacción rápida. Su médico debe limitar actividades como conducir u operar maquinaria pesada. Las mujeres embarazadas y las personas con problemas renales o hepáticos deben tomar dosis bajas o encontrar terapias alternativas que satisfagan sus necesidades.

Efectos secundarios del Lexatin

El Lexatin no es una droga que se pueda tomar regularmente. Después de unas pocas semanas, el cuerpo desarrolla una tolerancia a la medicación. Los efectos hipnóticos de la droga disminuyen significativamente, y el paciente necesitará una dosis más alta para sentir cualquier efecto. Si la toma durante más de tres meses o en dosis superiores a las recomendadas, puede experimentar los siguientes efectos secundarios:

Dolores de cabeza.

Dolores musculares.

Fatiga.

Sensibilidad a la luz.

Despersonalización.

Hiperacusia (hipersensibilidad al ruido).

Entumecimiento de las extremidades.

Pesadillas.

Trastornos gastrointestinales.

Debilidad

Los problemas de coordinación y la dificultad de concentración. Asimismo, es importante tener en cuenta que el Lexatin interactúa con muchos otros medicamentos. Principalmente drogas que actúan sobre el sistema nervioso central. Estos incluyen antidepresivos, analgésicos opiáceos, antipsicóticos e incluso antihistamínicos sedantes.

Por consiguiente, es extremadamente importante seguir las instrucciones del médico. Debe pensar en el Lexatin como un tratamiento a corto plazo para los trastornos de ansiedad. La química puede proporcionar un alivio temporal en este tipo de casos, pero nunca será la solución definitiva a un problema.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *