enfermedad ocular tiroidea
Oftalmología

Nuevo medicamento podría detener la ceguera por enfermedad ocular tiroidea

El medicamento recientemente aprobado (Teprotumumab) puede ofrecer esperanza a los adultos con enfermedad ocular de la tiroides, una afección poco común y potencialmente cegadora

Es el primer tratamiento aprobado específicamente para la enfermedad ocular tiroidea. El medicamento fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Se comercializará bajo el nombre de marca Tepezza.

“Este podría ser un medicamento que ofrece un nuevo enfoque y un cambio de paradigma”, señaló Raymond Douglas, autor principal de un estudio que la FDA consideró al tomar su decisión final. “Actualmente, utilizamos la terapia de apoyo para las personas con enfermedad ocular de la tiroides, pero su calidad de vida se ve disminuida por sus síntomas”.

“El Teprotumumumab fue extraordinariamente efectivo. Esperamos que las personas con enfermedad ocular tiroidea no tengan que sufrir como lo han hecho en el pasado. Con el tratamiento, no se quedarán ciegos. No van a ser desfigurados. Incluso podrán ver a sus hijos jugar al fútbol cuando haya viento”, explicó Douglas. (Sin tratamiento, el viento podría ser demasiado seco para los ojos).

En las personas que padecen la afección, la inflamación en la parte posterior del ojo hace que los ojos se abulten. La inflamación también podría apretar el nervio óptico, causando problemas de visión, señaló Douglas, profesor de cirugía de la división de oftalmología del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles. Y a simple vista, se asocia el hipotiroidismo con ojos hundidos.

La enfermedad ocular tiroidea, abarcada en la definición de oftalmopatía, se desarrolla típicamente en personas que tienen una glándula tiroides hiperactiva causada por la enfermedad de Graves. El trastorno puede causar enrojecimiento, hinchazón y una sensación arenosa en los ojos, dice The American Thyroid Association.

También puede causar resequedad en los ojos o lagrimeo excesivo, visión doble y sensibilidad a la luz. Uno de los síntomas más notorios es el abultamiento de los ojos y puede ser difícil cerrarlos completamente. De tal manera que, ahora se cuenta con una alternativa al buscar cómo desinflamar los ojos cuando tienes tiroides.

Cómo curar la oftalmopatía tiroidea

Debido a que la enfermedad de Graves (ojos) es rara, la FDA le dio a este medicamento el estatus de “medicamento huérfano”. Esto significa que las compañías reciben incentivos para fomentar el desarrollo de medicamentos para las enfermedades raras. El medicamento también recibió la revisión prioritaria, la vía rápida y las designaciones de terapia de avance de la FDA para ayudar al fabricante a llevar el medicamento al mercado.

La aprobación del fármaco se basó en los resultados de dos estudios que incluyeron 170 personas con enfermedad tiroidea activa. El estudio más reciente fue un ensayo clínico de fase 3 publicado el 22 de enero en la New England Journal of Medicine y dirigido por Douglas. En este estudio participaron más de 80 personas con enfermedad activa de la tiroides que fueron asignadas al azar a recibir Teprotumumab o un placebo.

El medicamento se administró por vía intravenosa una vez a la semana durante tres semanas en un periodo de 21 semanas. Douglas dijo que las infusiones intravenosas tardan alrededor de una hora. El Teprotumumab comenzó a funcionar después de apenas dos dosis, dijo Douglas. Después de 24 semanas, el 83% de las personas que tomaban el fármaco tenían una reducción mensurable en el abultamiento de los ojos, más de 2 milímetros, frente a apenas el 10% de los que tomaban un placebo.

La tasa de respuesta general fue del 78% entre los que tomaban el medicamento, en comparación con el 7% de los que tomaban un placebo. La calidad de vida fue mucho más alta para las personas que tomaron el medicamento, encontró el estudio, a fin de controlar esta enfermedad de graves secuelas.

Douglas señaló que el tratamiento con el medicamento revirtió la visión doble tan bien como la cirugía oftalmopatía tiroidea. Los efectos secundarios fueron mínimos y bien tolerados, según Douglas. Algunos de los efectos secundarios más comunes incluyeron calambres musculares, náuseas, pérdida de cabello y fatiga. El medicamento no debe usarse durante el embarazo.

Harsha Reddy, cirujana plástica oftalmóloga de la New York Eye and Ear Infirmary del Mount Sinai, no participó en el estudio actual, pero está familiarizada con los hallazgos.”Creo que esto será una revolución en el tratamiento de la enfermedad ocular de la tiroides”, dijo.

“Hasta ahora, [los médicos] sólo podían esperar que la enfermedad ocular tiroidea hubiera cobrado sus víctimas y tanto los pacientes como los médicos se sentían frustrados por la falta de opciones de tratamiento durante ese periodo de espera”, explicó Reddy.

“Ahora, por primera vez, los médicos tendrán la opción de tratar la enfermedad ocular tiroidea en su fase inicial y evitar que muchos de los cambios oculares devastadores ocurran en primer lugar”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *