Sudo demasiado constantemente ¿Qué puedo hacer?

En muchas oportunidades, al darnos la mano con alguien sea  hombre o mujer, notamos que sus manos se encuentran sumamente sudadas o humedecidas  e inconscientemente nos secamos las nuestras por tratarse de algo socialmente incómodo.

A este tipo de sudoración excesiva  es un trastorno frecuente al que se le conoce como hiperhidrosis y puede afectar toda la piel, sin embargo generalmente se limita su mayor frecuencia en las manos, la planta de los pies, axilas  o el área de las ingles, ocasionando graves molestias, favoreciendo además a las infecciones.

Estrechar manos sudorosas en ocasiones resulta algo incómodo

Las personas que sufren de esta patología, pudiendo ser hombre o mujer, producen una  sudoración en cantidades  mucho más excesivas  de las necesarias para controlar la temperatura corporal y su aparición se ubica en la infancia y la adolescencia.

Usualmente, la zona afectada presenta un color rosado o blanco-azulado y cuando se trata de casos graves, la epidermis puede presentar fisuras, descamarse o ablandarse, principalmente en los pies, pudiéndose desprender un olor poco agradable (bromhidrosis) producido por bacterias  y levaduras que entran en descomposición con la piel mojada y el sudor.

Impacto social y calidad de vida

La sudoración en manos y pies son una respuesta normal a casos de ansiedad, así como también es habitual una fuerte sudoración con se manifiestan estados febriles, pero una sudoración frecuente  y excesiva  en todo el cuerpo, necesariamente requiere de atención médica, ya que podría tratarse de un síntoma de hiperactividad de la glándula tiroidea.

También podría tratarse de una baja concentración de glucosa en la sangre o alteración  en la región del sistema nervioso destinado al control de la sudoración en el cuerpo.

En cualesquiera de los casos, la sudoración la sudoración en exceso tiene un gran impacto social que llega a afectar la calidad de vida de  las personas que  la padecen, ya que existen estudios  realizados en Canadá y Estados Unidos  por parte de la Sociedad Internacional de Hiperhidrosis que revelan que el trastorno es capaz de condicionar elegir el trabajo. vestimenta y la participación en actividades sociales por vergüenza.

Un alto porcentaje de la muestra consultada en el estudio, estimó además que sudar en exceso frente al público, es tan terrible o peor que el miedo escénico  y otro 30% lo consideró que es más vergonzoso  que sufrir de obesidad o de acné.

Las causas que originan la sudoración en exceso aún se desconocen, aún cuando existen datos que consideran una preexistencia de una condición genética.

También factores de tipo emocional como el estrés, la ansiedad y la tensión pueden aumentar la actividad de las glándulas sudoríparas lo que agravaría la hiperhidrosis.

¿Cómo se puede controlar?

Las medidas que se pueden tomar para minimizar los efectos de la sudoración excesiva, son diversas y generalmente se aplican para reducir el impacto social que pueda tener este trastorno, como evitar malos olores corporales, razón por la cual se requiere extremar los hábitos de higiene.


Si la persona  sufre de sudoración abundante en las palmas de las manos, las plantas de los pies o las axilas, la situación  puede ser controlada eventualmente, aplicándose por la noche una solución de cloruro de aluminio

La utilización de prendas  frescas que permitan la transpiración y de rápido secado, preferiblemente elaboradas con telas sintéticas en vez de fibras naturales, con lo cual  se repele el sudor y facilita un rápido secado de la prenda.

Con preferencia, mantener la vivienda y la oficina o lugar de trabajo fresco y ventilado. También evitar el consumo de alcohol, café, tabaco, té y alimentos picantes que puedan estimular la sudoración.

En caso de ser necesario,  llevar consigo otra muda de ropa si va a permanecer fuera de casa por un largo tiempo, con el objeto de poder cambiarse el vestido.  

Utilizar ácido bórico,  talcos medicados o mentolados en los pies, a fin de regular la sudoración y evitar malos olores. Para algunas personas también se recomienda usar  cremas antibacterianas o lociones que contengan antibióticos como clindamicina o eritromicina para contribuir a erradicar el mal olor.

Raul Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Los antibióticos deben tomarse cuando sean necesarios

Sáb Abr 10 , 2021
Necesario es dar a conocer en primera instancia que, los antibióticos son medicamentos utilizados para combatir infecciones bacterianas, tanto en seres humanos como animales y su función primaria es matar a estas bacterias  y/o minimizar su […]

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.