Sufro de rinitis ¿Qué tratamiento debo hacer para controlarla?

La rinitis no es otra cosa que la hinchazón e inflamación de la membrana mucosa, cuya característica es la congestión, secreción nasal, estornudos y nariz tapada que, generalmente suele aparecer después de sufrir un resfriado común o a causa de una alergia provocada por una estación del tiempo determinada y cuyo diagnóstico se puede hacer a través de la sintomatología presentada.

Existen diversas formas de rinitis , las cuales pueden tratarse de varias maneras con iguales resultados , pudiendo  clasificarse en rinitis alérgica y no alérgicas, en cuyos casos puede tratarse con antibióticos, antihistamínicos, cirugía, según el caso, inyecciones de desensibilización (también llamadas inyecciones contra alergias) y evitando los agentes irritantes que suelen afectar la nariz. 

La rinitis puede ser aguda cuando es de corta duración o crónica cuando dura más de lo normal. Generalmente es frecuente que la rinitis aguda aparezca a consecuencia de infecciones virales o víricas, pero de igual modo, puede producirse debido a alergias, bacterias u otras causas.

Rinitis alérgica 

La rinitis alérgica se produce como una reacción del sistema inmunitario del ser humano  ante factores del ambiente desencadenantes  y que  frecuentemente pueden ser el polvo, polen, hierbas, mohos, animales y árboles. Las alergias estacionales como las alérgicas  también  pueden producir rinitis.

Estos síntomas de la rinitis alérgica, son generalmente estornudos, secreciones nasales, ojos llorosos con lagrimeo, prurito, párpados hinchados, además de tos y dolores de cabeza.

El médico tratante puede hacer un diagnóstico con base a los síntomas presentados por el paciente. A menudo suele haber antecedentes familiares sobre algún tipo de alergia.

Rinitis no alérgica

En el caso de la rinitis no alérgica se conoce como la inflamación de la nariz que causa frío y síntomas como picazón, dolor nasal, congestión, picazón de ojos y garganta. Puede tener una variedad de causas subyacentes como el consumo de alimentos picantes a la cual también se asocia.
De igual modo, se conoce que las mujeres durante la etapa de embarazo o menstruación,  pueden ser  susceptibles a sufrir rinitis no alérgica.

Rinitis medicamentosa

En cuanto a la rinitis medicamentosa, a la que también se le denomina congestión de rebote, obedece a una congestión en la nariz causada por la utilización excesiva de medicamentos, más de tres o cuatro días,  de descongestionantes para la  nariz como aerosoles y gotas.

El tratamiento inmediato es suspender el medicamento causante de la afección y en cambio utilizar aerosol nasal salino o en caso de ser necesario utilizar  aerosol nasal con corticoesteroides.

Rinitis vasomotora

Se trata de un tipo de rinitis crónica, caracterizada por congestión nasal, estornudos y secreción nasal, que son síntomas habituales de una alergia y se registra cuando no existe una alergia aparente.

En algunas personas, el olfato reacciona fuertemente a ciertos agentes irritantes como el polvo y el polen, perfumes, la polución  y a los alimentos picantes, cuyo trastorno aparece y desaparece eventualmente o se agrava debido a la sequedad del aire.

En estos casos, se recomienda usar aerosoles nasales con corticoesteroides y antihistamínicos, los cuales resultan de gran utilidad  resultan de utilidad. Sin embargo no se deben utilizar descongestionantes nasales.

Rinitis atrófica

Este tipo de rinitis se trata de una forma de rinitis crónica, en la que la membrana  mucosa tiende a adelgazarse  y endurecerse, haciendo que los conductos nasales se dilaten y suele ocurrir en personas de la tercera edad.

Rinitis vírica aguda

Esta rinitis está vinculada  a producirse por varios virus y generalmente un resfriado común. secreción nasal, estornudos, congestión nasal, y goteo nasal posterior, tos y fiebre.

La congestión nasal puede atacarse tomando descongestivos  como oximetazolina o la fenilefrina en presentación aerosol nasal  o en todo caso, pseudoefedrina por  vía oral.

Los aerosoles nasales podrán utilizarse por espacio de tres o cuatro días, luego de ese período los efectos de los fármacos se desvanecen  y la mucosa suele inflamarse.

Rinitis crónica

Usualmente la rinitis crónica suele presentarse como una prolongación de la rinitis causada por una inflamación o infección previa. Pero existe la posibilidad que aparezca en pocas ocasiones  con patologías como sífilis, tuberculosis y el rinoscleroma.

Puede causar asimismo obstrucción nasal  y en casos graves, hemorragias frecuentes, secreción nasal espesa, llena de pus  y fétida.

Raul Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Critican en Colombia lentitud de vacunación contra la Covid-19

Jue Mar 4 , 2021
Tras haberse iniciado  hace dos semanas en Colombia el proceso de inmunización contra la Covid-19, a la fecha, solamente se han aplicado una de cada tres vacunas que ya han llegado al suelo neogranadino, motivo […]

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.