Qué se ve en una ecografía abdominal

La ecografía es una tecnología muy sólida que lleva tiempo impulsando la veracidad de diagnósticos oportunos acerca de posibles enfermedades y por supuesto, está estrechamente vinculada con el área de la ginecología y la obstetricia.

Esta permite dar con un diagnóstico más específico y certero, lo que conlleva a un tratamiento asertivo. Así, los pacientes presentan un mayor porcentaje de mejoría, con respecto a casos mucho más antiguos.

La ecografía abdominal, entonces, se especializa en los órganos que se ubican en dicha zona, proporcionando una imagen en tiempo real de la condición de los mismos. Hablamos de los riñones, hígado, páncreas y más. Incluso, es posible observar el sistema circulatorio que recorre esta parte del cuerpo.

Ecografía abdominal

La ecografía abdominal, como hemos mencionado, nos permite conocer el estado de la salud de los órganos abdominales. Este diagnóstico por imagen se realiza usualmente a manera de control, especialmente para revisar los ovarios, para las mujeres, y la próstata en los hombres.

Ahora bien, con este examen también se pueden descartar enfermedades como el cáncer u otras patologías características de los órganos de la zona. Si el médico lo requiere, se puede solicitar una ecografía abdominal doppler, que es un examen de diagnóstico por imagen en el que podemos observar el flujo sanguíneo, y en este caso, de la aorta que pasa por el abdomen.

Una de las grandes ventajas de la ecografía abdominal es que muestra los órganos en tiempo real y en movimiento. Por esta razón es frecuente valerse de este examen para extraer muestras para biopsias o realizar tratamientos localizados, como en el caso de los abscesos.

Una ecografía abdominal con buenas noticias

Las ecografías abdominales son parte de la rutina del control del embarazo. En este caso, las imágenes muestran el crecimiento del embrión, además del desarrollo y funcionamiento de sus órganos Los avances en esta área han sido tan innovadores, que se puede observar al feto en tres dimensiones y en algunos casos, a color. Es una herramienta de gran valor para la supervisión de la salud del futuro bebé.

Cómo se hace una ecografía

Para realizar una ecografía en Valencia, lo primero es consultar con tu médico quien determinará si este es el examen más adecuado para realizar un diagnóstico en tu caso. Una vez que ha llegado el momento, la prueba se realiza tumbado en una camilla con el abdomen descubierto.

El especialista aplicará un gel especial que se coloca sobre la zona específica que se desea evaluar. Sobre este líquido, pasará un transductor, también conocido como sonda. Ambos generan ultrasonidos que se reflejan en la pantalla y permiten al médico observar lo que sucede dentro del cuerpo.

Dependiendo del ángulo y tipos de imágenes que requiera, el especialista pedirá que asumas determinadas posiciones y en algunos casos, que contengas la respiración. Entonces, se toman capturas de pantallas y videos que luego son enviados a tu doctor, para un diagnóstico más completo y específico.

¿Debo prepararme para realizarme una ecografía?

Dependiendo del tipo de ecografía que debas realizarte será necesaria una preparación previa. En el caso de la zona abdominal, el único requerimiento es asistir en ayunas. Es decir, debes estar entre 6 y 8 horas sin consumir alimentos, bebiendo agua únicamente.

Si tu médico ha solicitado un examen de vejiga, próstata, pelvis o útero, será necesario además beber al menos, un litro de agua una hora antes del momento de la ecografía y evitar orinar desde las dos horas anteriores al mismo.

¿Qué encontramos en una ecografía abdominal?

Como hemos comentado, en una ecografía podemos ver los órganos funcionando en tiempo real. Entonces, en el caso de la zona abdominal, nos referimos al bazo, la vesícula biliar, el hígado, páncreas y los riñones, principalmente.

Dentro de una ecografía abdominal, también podemos examinar los ovarios, el útero, cuello uterino, trompas de falopio, la vejiga, la próstata y vesículas seminales. En este examen se determina si los mismos funcionan de manera regular. En el caso de observarse alguna anomalía, el médico puede determinar la existencia de alguna patología, especialmente aquellas que son inherentes a alguno de dichos órganos.

Para determinar esto, el médico debe elaborar un informe con base en las imágenes observadas durante la ecografía. En algunos casos, es posible que el especialista requiera algunos exámenes complementarios para determinar con éxito la patología, si es el caso.

Realizarse una ecografía una vez al año

Así como en el caso del control prenatal, es conveniente realizarse una ecografía una vez al año como parte de la rutina del cuidado de la salud, especialmente en la población mayor de 30 años. Gracias a esto es posible determinar la aparición de algunas patologías en su etapa temprana, y de este modo, darles un tratamiento oportuno.

Es importante destacar que muchas de estas enfermedades no presentan síntomas en sus inicios, por lo que sólo podrán detectarse con el examen adecuado.

 Acude a los profesionales

Si tu médico te ha recomendado realizarte un examen por diagnóstico de imagen, debes acudir a un servicio de radiodiagnóstico. Allí, un equipo de profesionales te indicará lo que debes saber para prepararte para la prueba, según el caso.

Usualmente en estos centros especializados encontramos no solamente el servicio de ecografía. También es allí donde se realizan ultrasonidos, resonancias magnéticas, TAC, rayos X y toda clase de exámenes que puedan determinar un diagnóstico basándose en las imágenes obtenidas del interior del cuerpo. Sean invasivas o no.

Beneficios de la ecografía abdominal

Para empezar, se trata de una de las mejores formas de obtener un diagnóstico asertivo, con ninguna complicación para el paciente. Esto se lo debemos a que la ecografía es un examen no invasivo, que no requiere radiación ni ningún elemento que represente un riesgo.

Una vez que comienza el examen, tendrá una duración de unos 20 minutos, cuando se trata de una evaluación de exploración o, lo que es lo mismo, una ecografía simple. Este tiempo puede extenderse en el caso de que la ecografía se realice con el fin de realizar una biopsia, drenar abscesos u otros indicados por el médico.

En comparación con otros tipos de pruebas, las ecografías se han convertido en las predilectas de los profesionales de salud, especialmente al momento de iniciar el diagnóstico. Es decir, que esta será la primera evaluación y luego de tener el resultado, el médico determinará si es necesario realizar exámenes complementarios más específicos.

Suscríbete

Últimos Artículos

Ponte en contacto con nosotros

3,429SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos