párpados caídos
Enfermedades

¿Qué es la ptosis palpebral y cuál es su tratamiento?

La ptosis palpebral o párpados caídos como mejor se le conoce, consiste en un descenso del párpado superior, donde el ojo se ve afectado considerablemente por falta de visión. Esta condición hace que el paciente no pueda abrir bien los ojos y por ende, se generen algunos síntomas molestos como cansancio y otros problemas. 

Esta patología no tiene edad, ya que también puede presentarse en niños recién nacidos, aunque suele aparecer con más frecuencia en adultos de avanzada edad. Uno de los tratamientos más efectivos y que pueden significar la cura definitiva es que la persona se someta a una operacion parpados. No obstante, es necesario revisar qué tipo de ptosis tiene el paciente para que el especialista tome la decisión más indicada por la salud y bienestar del paciente. 

Cuáles son los tipos de ptosis

El tipo de ptosis más común es el unilateral, el cual llega a afectar un solo párpado. Este tapa la pupila lo que trae como consecuencia que la persona sufra de ambliopía. Si este es el caso, es urgente tratar al paciente.

Otro tipo de ptosis es el bilateral, que tal cómo puede indicar su nombre, afecta los dos párpados. Cuando se presenta esta condición es común que la persona ayude al músculo asumiendo una postura con la cabeza que le permita generar equilibrio para mantener la visión.  

Cuando la ptosis se presenta desde el nacimiento, se denomina congénita y esta se asocia con un desarrollo irregular de los músculos que se encargan de elevar los párpados. La aponeurótica, al igual que la unilateral, es una de las más comunes. Esta es la que se produce como consecuencia del envejecimiento de los tejidos que conforman el párpado. Todo este proceso hace que el músculo elevador del párpados se afloje y se genere lo que conocemos cómo párpado caído.

También hay ptosis de tipo neurogénica y mecánica. La primera se debe a la falta de estímulo nervioso en el párpado y es frecuente en niños, mientras que la segunda se presenta cuando hay un tumor o bulto en la zona, produciendo su caída. 

La miogénica se debe a un mal funcionamiento del músculo que eleva el párpado y este no logra que pueda mantenerse en una posición acorde para sostener la mirada. 

Cuáles son las causas del párpado caído

Las causas que producen esta condición son diversas pero las podemos clasificar de la siguiente manera: 

  1. Causas miógenas (que son adquiridas congénitamente)
  2. Causas neurógenas (por parálisis del motor ocular, migraña oftalmopléjica, el síndrome de Horner y otras)
  3. Causa mecánica (por el peso en el párpado en caso de existencia de tumores)
  4. Causas asociadas a la edad, por situaciones postoperatorias, postraumáticas o postinflamatorias. También se pueden producir por embarazos 

En cuanto a los síntomas, estos podrían ser evidentes. El párpado superior cae de manera tal que llega a tapar todo el ojo, se produce una reducción notable del campo visual, se hace necesario inclinar la cabeza hacia atrás para ampliar la visión y en algunos casos, es inevitable tener que levantar el párpado con los dedos para poder ver. 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *