¿Por qué controlar la saturación de oxigeno en la sangre?

Antes que nada, se hace necesario que conozcamos que la saturación del oxígeno en la sangre, es la cantidad de oxígeno que circula a través de nuestra sangre o que permite que el oxígeno sea transportado  por los glóbulos rojos que a su vez recolectan el oxígeno de los pulmones y lo irrigan hacia las diferentes partes del cuerpo.

De este modo, el cuerpo humano ejerce una función de monitoreo de los niveles de oxígeno en la sangre, con la finalidad de conservarlo en un rango determinado, a objeto de que haya suficiente oxígeno para cubrir las necesidades de cada célula del cuerpo humano.

Los niveles de oxígeno en la sangre son el indicador de qué tan bien el cuerpo distribuye  efectivamente el  oxígeno de los pulmones hacia las células, que es de suma importancia para la salud del ser humano.

¿Cómo se puede monitorear esa función?

Para controlar los niveles bajos o normales de oxígeno en la sangre, se hace a través de la utilización del oxímetro de pulso, que es un dispositivo  no invasivo, el cual  se coloca en un dedo para medir los niveles de oxígeno en la sangre y que debe marcar entre 95 y 100%, pudiendo variar entre 90% y 100% en personas con patologías pulmonares.

Este dispositivo, también puede ser utilizado  en la oreja o el dedo del pie y  en cualquiera de los tres lugares donde se coloque  mide el oxígeno en la sangre indirectamente mediante la absorción de luz a través del pulso de una persona.

Sin embargo la manera más efectiva de controlar los niveles de oxígeno en la sangre es a través de la práctica de una gasometría arterial o ABG, por sus siglas en inglés, para cuya prueba se toma una muestra de sangre de una arteria, usualmente en la muñeca, procedimiento que es muy exacto independientemente del dolor que pueda causar.

Práctica de la prueba de gasometría arterial (ABG)

Aunque evidentemente la prueba  practicada con el oxímetro es más fácil e indolora, suele a veces no ser tan exacta como la prueba ABG y ello obedece a factores como tener los dedos sucios,  presencia de esmalte de uñas y mala circulación en las extremidades podrían alterar los resultados.

Para las personas interesadas en adquirir un oxímetro de pulso, existe en el mercado una gran variedad de estos dispositivos disponibles en línea y que son muy fáciles a la hora de utilizar.

Los niveles normales de presencia de oxígeno en la sangre, varían entre 75 y 100 milímetros de mercurio (mm HG), mientras que un nivel por debajo de 60 mm HG  se considera por debajo de lo normal, pudiendo la persona requerir  de suplementos de oxígeno, lo cual dependerá del médico tratante ya la decisión individual.

Al presentarse un nivel de oxígeno en la sangre demasiado bajo,  en comparación de una persona sana, podría tratarse de una afección denominada hipoxemia, que significa que al cuerpo  se le dificulta la administración del oxígeno a todas sus células, tejidos y órganos.

Raul Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Disimular o eliminar ojeras oscuras, es posible

Jue Abr 8 , 2021
En medicina se conoce  como hipercromía idiopática del anillo orbitario que traduciendo al lenguaje común no es otra cosa que las  llamadas “ojeras” y son las que aparecen debajo de los párpados  inferiores y, por […]

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.