cancer de cerebro
Actualidad Enfermedades Oncología

Los perros podrían ser el eslabón perdido para entender el cáncer de cerebro

Los perros han sido importantes para los humanos como compañeros y trabajadores durante milenios. Ahora, podrían ser vitales en la búsqueda de una cura para el cáncer de cerebro

Los gliomas difusos son una forma común de cáncer cerebral. Se desarrollan en el sistema nervioso central y afectan a las células gliales del cerebro.Los médicos encuentran que estos tumores son notoriamente difíciles de tratar, y las tasas de supervivencia son bajas, con sólo el 5% de las personas que sobreviven durante 5 años o más. Hay una innegable brecha en el conocimiento de estos cánceres. Los científicos no entienden su patología molecular o cómo las células gliales progresan hacia el tumor cerebral maligno.

Los perros y el cáncer

Los perros han desempeñado un papel importante en el desarrollo de la civilización humana, y en los tiempos modernos siguen estando tan cerca de los humanos como siempre. Sin embargo, los perros son tan susceptibles de desarrollar gliomas como los humanos.

Investigaciones anteriores han demostrado que los perros adultos suelen desarrollar estos cánceres aproximadamente a la misma edad en los años humanos que los niños, lo que sugiere que puede haber una relación entre la edad cerebral y el desarrollo de gliomas.

Hasta ahora, los estudios sobre gliomas difusos se han basado en modelos de ratones in vivo. Sin embargo, la patología del desarrollo de gliomas en el cerebro de un ratón es muy diferente a la del cerebro de un humano o un perro.

La patología de los gliomas en humanos y en perros tiene muchas similitudes, lo que significa que los perros podrían proporcionar el mejor modelo hasta ahora para ayudar a los científicos a entender estos tipos de cáncer.

Tumores cerebrales en perros similares a los humanos

El equipo se propuso identificar si los tumores de glioma se desarrollaban de la misma manera en perros y humanos. Así, evaluaron las firmas moleculares de 83 muestras póstumas de glioma de perros y las compararon con biopsias humanas de adultos y niños.

El equipo empleó una amplia gama de tecnologías de secuenciación molecular para obtener esta información. Descubrieron que tanto los humanos como los perros compartían mutaciones en genes que pertenecen a vías del ciclo celular bien conocidas. Así, sería más fácil precisar el tiempo de vida en alguien con cáncer de cerebro.

Descubrieron que varias mutaciones aparecieron tanto en las muestras humanas como en las caninas. Esto sugirió por primera vez que los perros y los humanos desarrollan este tipo de tumores de manera similar.

Tumor cerebral en niños

El equipo también notó que los gliomas de los perros se parecían más a los gliomas de los niños que a los de los adultos, y descubrió que las mutaciones se producían en momentos similares de la vida tanto en los caninos como en los niños.

Por ejemplo, las muestras de tumores en adultos albergaban mutaciones en el gen IDH1, pero éstas ocurrían sólo a una baja tasa en las muestras pediátricas y caninas. También vieron otras similitudes entre las muestras tumorales de los perros y los niños. Estas incluían cambios en el número de cromosomas.

Finalmente, el equipo encontró que los cambios en el sistema inmunológico en el tejido que rodea los tumores eran similares entre las muestras humanas y caninas, lo cual es un avance que ayudaría a precisar cuánto dura una persona con tumor cerebral.

Tratar a los perros para ayudar a las personas

Los investigadores creen que el uso de los tratamientos existentes para curar el glioma en los perros podría conducir a avances en el tratamiento de la enfermedad en los seres humanos. El uso de la inmunoterapia en los perros permitiría a los investigadores la oportunidad de encontrar formas de hacerla más exitosa en los humanos.

Estos resultados podrían ayudar a los científicos a entender la relación entre otros cánceres humanos y los de los perros. Esto, a su vez, podría conducir al desarrollo de mejores tratamientos para ambas especies. Si la información de este nuevo estudio conduce a desarrollos en la investigación y tratamientos del cáncer, los perros realmente podrían ser el mejor amigo de una persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *