Recomendaciones para combatir eficazmente la Escabiosis

Incomodidad, picazón constante y vergüenza, entre otras cosas, suele siempre causar la presencia  de escabiosis o sarna, en el ser humano, quien debe luchar de forma incansable para lograr librarse de esta enfermedad dermatológica.

Se define la escabiosis como una enfermedad de la piel que la causa el ácaro Sarcoptes scabiei, el cual se transmite con suma facilidad de persona a persona a través del contacto físico o eventualmente, a través de la ropa o demás objetos compartidos que conlleva a la aparición de pápulas rojizas o  rosetas  en la piel las cuales producen picazón o comezón, principalmente en horas nocturnas.

Tener atención por parte de un dermatólogo ,es sumamente necesaria en caso de presentar un cuadro realmente agravado e insoportable  de escabiosis y que permita a quien la padece reponerse en poco tiempo de esta patología. 

El  especialista de la  piel, se centrará en la aplicación de pomadas o cremas adecuadas que permitan la eliminación de los huevos del ácaro, además de recomendar higienizar el área  o ambiente en donde se desenvuelva, con la finalidad de evitar que probables huevos hayan sido depositados en la casa. 

Prestar atención a los síntomas

El enrojecimiento de la piel y comezón síntomas de la sarna humana


 Una de las principales características de  la escabiosis o sarna humana, es la comezón que generalmente se hace sentir por las noche que prácticamente obliga a quien la padece a rascarse el área en oportunidades de forma inconsciente.

También suelen aparecer ciertas ampollas rojizas y molestosas en la piel, especialmente en los pliegues, así como la presencia de una especie de túneles que van apareciendo a medida que se agrava la enfermedad, toda vez que el ácaro hembra, responsable de la escabiosis, penetra y perfora la piel creando líneas ondulantes de 1,5 centímetros para liberar sus huevos y saliva  irritando la piel y generando los síntomas descrito.

La principales zonas de afectación y presencia de los ácaros son, los dedos de las manos y los pies, codos, axilas, puños, en las mujeres alrededor de  los pezones y en los hombres en el  pene, área del escroto (testículos), a lo largo de la cintura y en la parte baja de los glúteos en ambos casos.


En los infantes, la escabiosis se puede presentar en el rostro, situación  que no suceder en adultos, y  el cuerpo, piernas y brazos,  las cuales pueden asemejarse unas ampollas con agua. El diagnóstico como tal puede hacerlo un médico general o un dermatólogo  al observar al paciente.

Tratamientos químico y natural


Para tratar la escabiosis se recomienda  el uso de cremas, jabones o pomadas  que  contengan en su elaboración  sustancias capaces de eliminar  la presencia del ácaro y sus huevecillos, como el Benzoato de Bencilo, Deltametrina, Tiabendazol o Monosulfato de Tetrametiltiuram.


Los médicos también recomiendan el uso de Ivermectina oral, la cual se recomienda cuando existen varios casos de escabiosis en una misma familia o entorno.

Esto deberá ir acompañado de la limpieza normal de la ropa para eliminar el ácaro, lo cual suele ser suficiente, sin embargo  los familiares  o individuos que hayan estado en contacto directo o íntimo con el afectado, también deberán ser tratados.

Aloe vera, ajo y cúrcuma eficaces

En nuestros jardines siempre suelen haber plantas de sábila o Aloe vera que es muy eficaz

En lo que concierne al tratamiento de la escabiosis o sarna humana con elementos que proporciona la naturaleza, se encuentran el Aloe Vera o Sábila, debido a su poder antiinflamatorio, reduce notablemente la irritación de la piel, regenerándola y dejándola tersa y fresca.

Se extraen los cristales con una cuchara de la planta verde y se aplica directamente en la piel, se deja absorber y no se enjuaga, repetir la acción dos veces al día por espacio de dos semanas. Los resultados son muy eficaces.

La cúrcuma es otra maravilla de la naturaleza que se utiliza como remedio casero contra la escabiosis y múltiples problemas de nuestra salud. se elabora una pasta  utilizando el polvo de cúrcuma al que se le aplican algunas gotas de jugo de limón.

Al formarse una pasta gruesa, se aplica por toda el área irritada, dejándola actuar por una hora aproximadamente, luego se enjuaga con agua tibia sobando la piel, esto se puede realizar todos los días hasta que la piel luzca de forma diferente y más relajada.

Asimismo el aceite de ajo, resulta muy efectivo para el tratamiento de la sarna humana, tiene propiedades para eliminar las bacterias  y desinflama la piel. Su aceite  natural  se aplica con un algodón  en forma directa sobre la piel, desinfecta el área  afectada, después se enjuaga sin tallar la zona, esto ayudará a evitar la molesta comezón e impide efectivamente la expansión del ácaro.

Raul Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Recomendaciones para la prevención de la Maculopatía

Jue Feb 18 , 2021
No es cáncer de ojo La maculopatía  es una afección visual que afecta la  mácula, parte central de la retina, una porción entre  5 y 6 milímetros y  que afecta de forma progresiva con pérdida […]

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.