cetoacidosis
Actualidad Salud

El peligro de la cetoacidosis diabética

La cetoacidosis diabética es una complicación peligrosa para las personas con diabetes

La cetoacidosis diabética(CAD) se produce cuando el cuerpo carece de insulina durante demasiado tiempo, lo que provoca un aumento del azúcar en la sangre. La CAD puede convertirse rápidamente en una emergencia médica. Afortunadamente, responde a un tratamiento rápido.

La CAD se puede prevenir. El desafío es mantener el azúcar en la sangre bajo control. Para las personas con diabetes tipo 1, en particular, es vital mantenerse al tanto de los regímenes de insulina, ya sea a través de múltiples inyecciones diarias o una bomba de insulina.

Sin embargo, el aumento de los costos de la insulina y el cambio de la cobertura del seguro lo hacen más difícil. Entre 2012 y 2016, el precio de los productos de insulina comunes casi se duplicó, según un informe de enero de 2019 del Instituto de Costos de Atención Médica.

Los precios promedio de la insulina en los puntos de venta aumentaron de 13 centavos a 25 centavos por unidad. “Eso se traduce en un aumento de 7,80 dólares diarios en 2012, a 15 dólares diarios en 2016 para alguien que usa una cantidad promedio de insulina”, según las cifras del HCCI.

¿Qué causa la cetoacidosis diabética?

Cuando el cuerpo tiene muy poca cantidad de la hormona insulina, el azúcar en la sangre se eleva muy por encima de lo normal a medida que el cuerpo pierde su capacidad de utilizar el azúcar para obtener energía. En la cetoacidosis, el cuerpo se vuelve ácido ya que en su lugar utiliza la grasa para obtener energía, lo que provoca la formación de ácidos llamados cetonas. Estas cetonas se acumulan en la sangre y se derraman en la orina.

Normalmente, la insulina se produce en el páncreas. En la diabetes de tipo 1, las personas necesitan fuentes externas de insulina para sobrevivir. Alrededor de 3 millones de personas en los Estados Unidos tienen diabetes tipo 1, dice el Guillermo Umpierrez, profesor de Medicina en la División de Endocrinología, Metabolismo y Lípidos de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory, y jefe de diabetes y endocrinología del Grady Memorial Hospital en Atlanta.

La cetoacidosis diabética es el resultado de la falta significativa o completa de insulina“, dice Umpierrez. “Por lo tanto, es mucho más común en pacientes con diabetes tipo 1. En los Estados Unidos, creemos que cerca de un tercio de los pacientes con cetoacidosis diabética tienen diabetes de tipo 2 y dos tercios tienen diabetes de tipo 1.”

Los pacientes con diabetes de tipo 2 pueden desarrollar cetoacidosis cuando tienen una infección, están bajo estrés o toman ciertos medicamentos. La diabetes a largo plazo y mal controlada puede ser uno de los factores de riesgo más importantes para que los pacientes con diabetes de tipo 2 desarrollen CAD, dice Umpierrez.

En el peor de los casos, la CAD puede ser mortal. Sin embargo, la mortalidad está fuertemente relacionada con causas precipitantes. En alguien a quien se le acaba de diagnosticar diabetes, o que ha dejado de tomar insulina y desarrolla cetoacidosis, la mortalidad es inferior al 1 por ciento, dice Umpierrez. Sin embargo, si la CAD se produce en el contexto de un ataque cardíaco u otra condición médica grave, ese riesgo aumenta.

Inicio de la CAD

Para las personas que no saben que tienen diabetes, el primer episodio de CAD a menudo lleva al diagnóstico. Para los que se sabe que tienen diabetes, la CAD significa que el nivel de azúcar en la sangre está fuera de control.

Los niveles de azúcar en la sangre varían a lo largo del día. Los niveles de azúcar en la sangre en ayunas, después de despertarse y antes de comer, tienden a ser más bajos. Un nivel de azúcar en la sangre en ayunas de menos de 100 miligramos por decilitro se considera normal. Un nivel de glucosa en sangre aleatorio de al menos 200 mg/dL indica diabetes.

Con la CAD, la glucosa suele superar los 250 a 350. “El promedio de glucosa en la sangre de un paciente con cetoacidosis diabética es de unos 600 mg/dL – o seis a ocho veces el nivel normal de glucosa en la sangre de una persona no diabética”, dice Umpierrez.

Síntomas tempranos de la CAD

Para revertir el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, los pacientes deben reconocer los primeros síntomas de la CAD:

Aumento de la sed.

Orinar con frecuencia.

Pérdida de peso inexplicable.

Aliento con olor a frutas.

Náuseas.

Fatiga.

Glucosa alta en la sangre.

Cetonas en la orina elevadas.

Emergencia

Los proveedores de atención médica deben estar al tanto de estos síntomas de CAD en progreso y de los signos de deshidratación:

Dolor abdominal y calambres.

Vómitos.

Disminución de la transpiración.

Piel fría y seca.

Cambios de comportamiento (no actuar correctamente).

Cambios en la visión.

Confusión.

Letargo.

Una vigilancia más estrecha

La monitorización de las cetonas en el cuerpo, simplemente orinando en una tira de prueba, puede alertar a alguien de una inminente CAD. Muchas veces la gente no tiene síntomas de los altos niveles de azúcar en la sangre, puede que no sientan la sed, así que quizás sea tarde, hasta que tengan los calambres y las náuseas.

La comprobación proactiva de las cetonas permite a las personas tener tiempo para determinar si necesitan una inyección de insulina adicional para reducir el azúcar en la sangre. Estar enfermo con condiciones como la gripe puede aumentar los niveles de glucosa en la sangre y hacer que las personas con diabetes sean más vulnerables a la CAD. Es posible que necesiten vigilar más de cerca su nivel de azúcar en la sangre y ajustar las dosis de insulina en consecuencia. Los proveedores de atención médica pueden ofrecer orientación adicional.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *