metamizol
Farmacia Salud

El metamizol es altamente efectivo para alivio de la fiebre y el dolor

El metamizol es una droga que pertenece al grupo de los analgésicos. Se utiliza para tratar el dolor postraumático o postoperatorio grave cuando el tratamiento con otros medicamentos no opiáceos no ha dado resultados

El metamizol está prohibido en muchos países porque causa agranulocitosis (reducción grave del número de leucocitos en la sangre), lo que puede dar lugar a un número de infecciones que pueden poner en peligro la vida. El mecanismo de acción se basa en la inhibición de la ciclooxigenasa central-3 y en la activación de los sistemas cannabinoides y opiodergico.

Contraindicaciones del metamizol

Aunque está prohibida en algunas regiones, esta droga se sigue utilizando en Europa. Eso se debe a que las investigaciones han demostrado que muy raras veces causa agranulocitosis. Un meta-análisis que incluyó miles de pacientes que estaban tomando esta droga, comparó la incidencia de efectos secundarios en pacientes que tomaban metamizol con una incidencia de efectos secundarios en pacientes que tomaban paracetamol y AINE. Este meta-análisis mostró que los pacientes que tomaban metamizol no tenían un mayor riesgo de efectos secundarios graves.

Otro estudio realizado en Polonia demostró que este fármaco es completamente seguro si se utiliza durante un período corto de tiempo y en un entorno hospitalario. Sin embargo, si usted nota síntomas de un resfrío o gripe, detenga inmediatamente el tratamiento y póngase en contacto con su médico.

El metamizol está contraindicado en las siguientes condiciones: deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, insuficiencia hepática grave, insuficiencia renal grave, porfiria aguda intermitente, embarazo y en el tratamiento de los pacientes menores de 18 años. Debe utilizarse con precaución adicional en personas que tienen presión arterial baja, porque el metamizol puede causar hipotensión.

Metamizol, embarazo y lactancia

El metamizol está contraindicado en mujeres embarazadas y madres lactantes. Pasa a la leche materna y puede dañar al bebé.

Cómo se usa

La dosis recomendada es de 500 mg (un comprimido) 3-4 veces al día. La dosis máxima diaria es de 4000 mg (8 pastillas).

Sobredosis

La sobredosis es generalmente rara, pero cuando ocurre, se manifiesta por los siguientes síntomas: náuseas, vómitos, incautaciones, mareos, coma, daños en el hígado, en el riñón, entre otros.

Interacciones

El metamizol puede aumentar el efecto de las siguientes drogas, lo que conlleva un mayor riesgo de toxicidad:

Anticoagulantes como: warfarina, acenocumarol, heparina y otros.

Antibióticos (penicilina y sulfonamidas).

Corticosteroides.

Medicamentos utilizados para tratar la diabetes.

Medicamentos antiplaquetarios (por ejemplo, clopidogrel).

Medicamentos antihipertensivos (por ejemplo, diuréticos e inhibidores de la ECA).

Las drogas que pueden aumentar los niveles de metamizol en la sangre y provocar efectos adversos son los sedantes e hipnóticos

El metamizol puede reducir los efectos de la ciclosporina. No debe administrarse simultáneamente con bebidas alcohólicas.

El metamizol puede causar las siguientes reacciones adversas: malestar abdominal, erupción maculopapular, síndrome de Stevens-Johnson, el síndrome de Lyell, agranulocitosis (dolor de garganta, inflamación de la boca, dolor al tragar, fiebre y tos), hipotensión, broncoespasmo, arritmia y reacciones alérgicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *