¿Cómo mantener a tono los músculos isquiotibiales?

Los músculos denominados isquiotibiales, forman parte de un grupo muscular con una inserción próxima a la pelvis e inserción distal en la tibia, que cubre además fémur y peroné, cuya función es de suma importancia para la extensión  del muslo sobre la cadera y para flexionar la pierna sobre el muslo cuando el cuerpo se encuentra de pie.

Igualmente son conocidos los  músculos isquiotibiales internos al semitendinoso y el semimembranoso,que son los que inserta proximalmente en la tuberosidad isquiática y distalmente  en el lado medial de la tibia juntamente por debajo de la rodilla.

También se conoce como músculo isquiotibial lateral  al biceps femoral, cuyas dos nacientes se insertan por debajo de la rodilla en las caras posterior y lateral del peroné.

La distensión de isquiotibiales

En conjunto, los músculos ya mencionados y sus funciones en el cuerpo humano reciben el nombre de isquiotibiales, por tanto una distensión de isquiotibiales es conocida usualmente como ” tirón de isquiotibiales” y ello ocurre  cuando uno o más de estos músculos se estiran o distienden exageradamente y se empiezan a desgarrar.

Según sea el caso, las distensiones isquiotibiales pueden resultar leves, con escaso dolor y un breve período de recuperación, pero también podría tratarse de una distensión grave y requerir una operación y uso de muletas por espacio de varias semanas.

Las distensiones isquiotibiales pueden producirse mientras se corre o trota, sintiéndose un dolor agudo y hasta quizás un crujir  en la parte posterior del muslo, presión, hinchazón, sensibilidad inusual, entre otros síntomas  lo que impedirá el seguir corriendo y la posibilidad de caerse.

Generalmente, este tipo de lesiones ocurre en las personas  que intervienen en ciertas actividades deportivas que implican por ejemplo correr  a gran velocidad en un espacio  y periodo corto, saltar como en  la práctica de atletismo, fútbol , baloncesto o fútbol americano.

¿Cómo puedo evitarla ? 

Al sufrir una distensión isquiotibial, la cual puede ser diagnosticada por el entrenador en la banca o un fisioterapeuta, sin embargo se recomienda  ir al médico  cuando la persona padece de esta afección, la cual llevará al especialista a explorar la pierna y el área específica para discernir el grado de distensión si es de grado 1, 2 o 3.  

Para todas las lesiones musculares, a fin de mantener una prevención para evitar su aparición, se recomienda una buena condición física del afectado, sea deportista o cualquier persona.


También es importante mantener un correcto equilibrio muscular, mantener un estilo de vida saludable en la que se incluya una buena alimentación , descanso e hidratación adecuadas, así como evitar la rigidez de la musculatura isquiotibial y la falta de movilidad articular.

Se recomienda tomar en cuenta la importancia de una progresión adecuada del trabajo muscular,  con el objetivo de permitir  una adaptación acorde al entrenamiento y de ser posible utilizar prendas de compresión.

Sobre todo, lo más recomendable antes de iniciar alguna actividad deportiva, realizar ejercicios  de activación muscular en donde se vea involucrada esta musculatura.

De la misma manera, se recomienda la realización  de ejercicios con foam roller o rodillo y con gomas elásticas y realizar  ejercicios concéntricos  y excéntricos con el propio peso corporal.

Raul Alvarez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Pon atención a tus pies hinchados, te pueden decir algo 

Jue Abr 15 , 2021
Existen diferentes causas por las cuales habitualmente pueden soler hincharse nuestros pies, nuestros principales órganos locomotores que debemos cuidar al máximo y brindar cualquier atención que nos puedan estar demandando. Los pies hinchados, sin embargo, pueden tener causas […]

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.