infeccion COVID-19
Actualidad Asistencia Salud

Demuestran que infección por COVID-19 entre los trabajadores de la salud es menor que en la población general

Los trabajadores de la salud de Louisville experimentaron un aumento de la infección por SARS-CoV-2 de mayo a julio, según el Proyecto Co-Inmunidad, la iniciativa innovadora de la Universidad de Louisville para rastrear el COVID-19 en el área metropolitana de Louisville

En julio, el Co-Immunity Project realizó pruebas a trabajadores de la salud como parte de la segunda ronda de la Fase I del proyecto, que hace un seguimiento de la exposición actual y anterior al SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, entre los trabajadores de la salud.

A pesar del aumento, sus tasas siguieron siendo significativamente inferiores a las del público en general, por lo cual dirigentes del proyecto creen que puede ser el resultado del uso de equipo de protección personal (EPP) y otros procedimientos de seguridad.

Detección de anticuerpos

Para realizar las pruebas, 1.100 trabajadores de la salud recogieron sus propias muestras de sangre y de hisopos nasales y las entregaron a los investigadores del Instituto Christina Lee Brown Envirome de la UofL. Las muestras fueron analizadas para detectar tanto la presencia del coronavirus como de anticuerpos contra el virus, lo que indica una exposición previa.

Las muestras fueron analizadas por el Centro de Medicina Predictiva para la Biodefensa y las Enfermedades Infecciosas Emergentes (CPM) en el Laboratorio Regional de Biocontención (RBL) de la UofL, uno de los 12 únicos laboratorios de este tipo financiados por el NIH en la nación y el único en Kentucky.

En la nueva encuesta, la tasa positiva general para la infección activa fue de 0,45%, lo que es tres veces mayor que la tasa de 0,14% observada en 1.372 trabajadores de la salud examinados para el proyecto en abril y mayo. “Aunque el número total de casos positivos entre los trabajadores de la salud sigue siendo bajo, se ha más que duplicado con respecto a lo que vimos entre abril y mayo”, dijo la profesora adjunta de la UofL en la División de Medicina Ambiental del Departamento de Medicina, Rachel Keith, que llevó a cabo el estudio.

“El aumento de casi el triple en el número de personas infectadas refleja un aumento similar en el número de infecciones reportadas en el Condado de Jefferson durante el mismo período de tiempo (100-200 casos en mayo a 500-700 en julio). Un aumento similar se observó en el número de trabajadores de la salud con anticuerpos contra el coronavirus. Alrededor del 2,2% de los individuos dieron positivo en esta ronda, comparado con el 1% en abril.

Un hallazgo sorprendente

“Aunque vimos que el número de trabajadores de la salud que dieron positivo en las pruebas de anticuerpos contra el coronavirus aumentó de mayo a julio, parece que la infección por coronavirus entre los trabajadores de la salud ha sido menor que en la población general“, dijo Aruni Bhatnagar, director del Instituto Envirome de la UofL Christina Lee Brown. “En junio, llevamos a cabo una encuesta al azar de 2.237 participantes que viven en el condado de Jefferson y encontramos que casi el 4% de la población general tenía anticuerpos contra el virus. En comparación, parece que el número de trabajadores de la salud infectados por el virus puede ser la mitad de la población general.”

“Los menores índices de exposición al coronavirus entre nuestros trabajadores de la salud pueden deberse a que es más probable que usen máscaras, equipos de protección personal (PPE) y que mantengan el distanciamiento social”, dijo Keith. “Muchos de los que dieron positivo trabajan en áreas que aumentan su exposición al coronavirus, como los departamentos de emergencia y las unidades de cuidados intensivos, aunque no podemos dar cuenta de dónde contrajeron la infección”, expresó.

Transmisión comunitaria

Para aquellos que reportaron no tener contacto conocido con pacientes con COVID positivo o el uso consistente de PPE, muestra el impacto que la transmisión en la comunidad puede tener en los trabajadores esenciales. “Sorprendentemente, nuestra población masculina de estudio tuvo un 2,4% de positividad y nuestra población femenina un 1,6% de positividad para los anticuerpos. Los índices de positividad dependiente del sexo siguen las tendencias nacionales”, dijo Keith.

Los resultados de esta ronda de pruebas también revelan los cambios que ocurren en los niveles de anticuerpos en aquellos que mostraron una respuesta positiva de anticuerpos en la primera ronda de pruebas. “De los individuos que dieron positivo en la ronda 1 y que regresaron para la ronda 2, el 78.5% mantuvo un alto nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2”, dijo Krystal Hamorsky, profesora asistente de medicina en el CPM de la UofL, quien realizó la prueba de anticuerpos.

Kenneth Palmer, director del CPM, añadió: “el alto porcentaje de participantes que retuvieron anticuerpos sugiere que hay poca o ninguna disminución en el nivel de inmunidad adquirido por los infectados por el virus en tres meses y que cualquier inmunidad potencial impartida por los anticuerpos puede mantenerse al menos durante unos meses”.

Trabajo en conjunto

El Proyecto de Co-Inmunidad es una colaboración entre el Consejo de Directores de Atención Médica de Louisville y el Instituto de Medio Ambiente Christina Lee Brown de la Universidad de Louisville. El propósito de la Fase I del proyecto es probar a los trabajadores de la salud para identificar a aquellos que han estado expuestos al coronavirus y determinar cómo su cuerpo responde a la infección produciendo anticuerpos.

Si alguien da positivo en las pruebas de anticuerpos contra el virus, puede donar plasma para ayudar a los pacientes más enfermos de COVID-19 si así lo desean. Los investigadores del Proyecto Co-Inmunidad planean una tercera ronda de pruebas para los trabajadores de la salud en octubre.

Para la Fase II del Proyecto Co-Immunidad, la segunda ronda de pruebas comienza en septiembre, con otros 3.000 residentes en diferentes partes del Condado de Jefferson para determinar la prevalencia existente de la infección por COVID-19 y los anticuerpos en la población general. Los resultados de la primera ronda de la fase II se anunciaron en julio. Este proyecto ha sido posible gracias al generoso apoyo de Christina Lee Brown, la Fundación James Graham Brown, el Fondo para la Excelencia de la Herencia Judía y muchos más.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *