China bloqueada por Coronavirus
Actualidad

Coronavirus: Crece el temor y trasciende fronteras (Seguimiento en tiempo real)

Más de 570 personas han sido infectadas con un nuevo y misterioso virus, pero el número puede ser mucho mayor. Los medios de comunicación estatales están minimizando la crisis, incluso cuando las autoridades han prohibido viajar desde Wuhan, el epicentro del brote

Una ciudad de 11 millones de habitantes está bloqueada

Las autoridades chinas cerraron el jueves por la mañana Wuhan -una importante ciudad portuaria de más de 11 millones de habitantes y centro de un virus parecido a la neumonía que se ha extendido por medio mundo- cancelando los aviones y trenes que salían de la ciudad, y suspendiendo los autobuses, los subterráneos y los transbordadores dentro de ella.

En Wuhan, los residentes dijeron que la sensación de miedo estaba creciendo a medida que la ciudad se encerraba.

El nuevo virus, que surgió por primera vez a fines de diciembre, ha matado por lo menos a 17 personas y ha enfermado a más de 570, incluso en Taiwán, Japón, Tailandia, Corea del Sur y los Estados Unidos. Ha levantado el espectro de una repetición de la epidemia de SARS, que estalló en China en 2002 y 2003 y se propagó rápidamente mientras las autoridades ocultaron la gravedad de la crisis. Ese virus acabó matando a más de 800 personas en todo el mundo. (Revisa más información sobre coronavirus)

Aproximadamente 30.000 personas salen de Wuhan en un día promedio, según los datos de tráfico aéreo. Muchas más salen usando transporte terrestre como trenes y automóviles. La ciudad es el centro de la industria y el comercio en el centro de China, donde se encuentra el mayor aeropuerto y el puerto de aguas profundas de la región.

Las súbitas restricciones podrían alterar los planes de viaje de millones de ciudadanos chinos, que viajan en grandes cantidades durante el feriado del Año Nuevo Lunar, que comienza el viernes. El gobierno dijo que cerraría el aeropuerto y las estaciones de tren de Wuhan para las salidas, y exhortó a los residentes a no salir de la ciudad -un importante centro de transporte- a menos que tuvieran una razón urgente para hacerlo.

Los residentes de Wuhan están nerviosos. Algunos también están enojados

“El gobierno no cumplió con su deber”, dijo por teléfono Du Hanrong, de 56 años, un jubilado. “Sólo están haciendo las cosas de forma precipitada y descuidada”.

Otros dijeron que seguían con sus negocios como de costumbre, y que la gente seguía saliendo a comprar para el Año Nuevo. Aún así, muchos residentes estaban tomando precauciones, como cancelar los planes de cenar con amigos y parientes para el día festivo.

“Ahora todos nos ponemos en cuarentena en casa voluntariamente”, dijo Tony Li, de 39 años. “Es necesario cortar la ciudad. Wuhan es el centro de la epidemia, después de todo”.

coronavirus

El brote está poniendo a prueba el sistema de salud de Wuhan. Varios residentes de Wuhan dijeron en sitios web de medios sociales que habían ido de hospital en hospital, esperando en filas durante horas, sólo para ser enviados a casa con medicinas e instrucciones para buscar tratamiento adicional más tarde si los síntomas persistían en unos pocos días.

Los médicos dijeron a algunos pacientes que había una escasez de camas de hospital así como de kits de pruebas, según los mensajes en los sitios de medios sociales chinos. De acuerdo con los informes noticiosos chinos, un paciente voló a Dalian para buscar tratamiento en los hospitales de allí después de que fue enviado a casa desde un hospital en Wuhan. En Dalian, dio positivo para el coronavirus.

Las llamadas a los hospitales locales de Wuhan no tuvieron respuesta el miércoles.

Muchos residentes trataron de abandonar la ciudad.

El anuncio de que la ciudad de Wuhan quedaría temporalmente aislada del mundo exterior a partir de las 10 de la mañana del jueves se produjo cuando la mayoría de los residentes estaban durmiendo a las 2 de la mañana.

Algunos decidieron huir de la ciudad

Los residentes fueron vistos transportando su equipaje a una estación de tren en las primeras horas antes de que el cierre de la ciudad entrara en vigor, informó el medio de comunicación chino Caixin. Varias personas dijeron que comprarían boletos para cualquier destino siempre y cuando pudieran salir de Wuhan, reportó la revista.

Se formaron filas de pasajeros con máscaras y chaquetas de plumas, cargando maletas, fuera de la gran estación de tren de Hankou, sólo 20 minutos antes de la hora límite, según mostró un video en vivo del medio de comunicación The Paper.

Han Zhen y Wang Mengkai, dos trabajadores migrantes de la provincia de Henan, dijeron que se apresuraron a la estación de tren para salir el miércoles por la noche, pero que perdieron el último tren.

Ambos dijeron que se sentían frustrados por el repentino cierre y que estaban luchando por encontrar el camino a casa.

“Es grave, pero no tan grave”, dijo el Sr. Wang, que trabaja en una fábrica de piezas electrónicas. “Estamos tratando de averiguar cómo podemos volver a casa. Si no podemos salir en un tren, intentaremos armar un auto con un conductor”.

Al preguntarles si estaban motivados para irse por miedo al virus, el Sr. Han dijo: “No, no tenemos miedo”.

“Es el Año Nuevo, sólo tenemos que ir a casa”, añadió.

¿Qué es un coronavirus y por qué es tan mortal?

Los coronavirus reciben su nombre por los picos que sobresalen de sus membranas, que se asemejan a la corona del sol. Pueden infectar tanto a animales como a personas y causar enfermedades del tracto respiratorio, desde el resfriado común hasta condiciones severas como el SARS, que enfermó a miles de personas en todo el mundo – y mató a casi 800 – durante un brote en 2003.

Los síntomas de la infección incluyen fiebre alta, dificultad para respirar y lesiones pulmonares. Los casos más leves pueden parecerse a la gripe o a un resfriado fuerte, lo que hace muy difícil su detección. Se cree que el período de incubación – el tiempo que transcurre desde la exposición hasta la aparición de los síntomas – es de unas dos semanas.

Se sabe poco acerca de quiénes corren mayor riesgo. Algunos de los nueve pacientes que han muerto también sufrieron otras enfermedades.

A algunos residentes les preocupa que el gobierno no informe de los casos

virus chino

Cada vez es más preocupante que las autoridades chinas no informen sobre el número de personas que están enfermas con el virus. Los parientes de los pacientes dicen que algunos hospitales, que no tienen recursos para atender a un gran número de pacientes, están rechazando a las personas enfermas o se niegan a hacerles la prueba del coronavirus.

Muchas personas siguen siendo escépticas ante las estadísticas oficiales del gobierno, y todavía están frescas las memorias del esfuerzo por encubrir la gravedad del brote de SARS en 2003.

En Wuhan, Kyle Hui, un arquitecto de Shangai, dijo que los médicos del hospital de Tongji se negaron a hacerle la prueba del virus a su madrastra, a pesar de que ésta mostraba síntomas como tos y fiebre. Murió el 15 de enero de “neumonía severa”, según una copia de su certificado de defunción.

El Sr. Hui dijo que los trabajadores del hospital trataron a su madrastra como si tuviera el coronavirus, usando trajes de protección contra materiales peligrosos. Después de su muerte, el hospital dio instrucciones a la familia para que cremaran el cuerpo inmediatamente. El Sr. Hui dijo que después de su muerte, los médicos informaron a la familia que sospechaban que su madrastra tenía el coronavirus.

“Estoy muy triste porque mi madrastra se fue sin ninguna dignidad”, dijo el Sr. Hui durante una entrevista esta semana en un café de Wuhan. “No hubo tiempo para despedirse”.

Los medios de comunicación estatales chinos minimizan la crisis.
Una sensación de crisis se está extendiendo por China a medida que más gente se enferma con el virus mortal. Pero no lo sabrías si leyeras las primeras páginas de los periódicos oficiales de China.

Mientras China se enfrenta a una de las crisis de salud pública más graves de los últimos años, los medios de comunicación más importantes del Partido Comunista gobernante parecen ignorar la emergencia.

El jueves, la primera plana del People’s Daily publicó artículos sobre el líder chino, Xi Jinping, “visitando y consolando” a los aldeanos de Yunnan, una provincia del suroeste, antes del feriado del Año Nuevo Lunar, describiendo una escena “cálida y pacífica”. Una foto mostraba a los juerguistas de Año Nuevo a bordo de un tren, sonriendo y sacando fotos.

El miércoles, la Televisión Central de China, la emisora estatal, trató el brote como una nota al pie de página en su noticiario de la noche, uno de los programas de televisión más vistos en China, y en cambio se centró en las conversaciones del Sr. Xi con los líderes mundiales.

Mientras que los medios de comunicación con mayor enfoque comercial, como Caixin, una revista financiera, y el Beijing News, un periódico, están cubriendo ampliamente la crisis, los medios de comunicación más importantes del partido han estado relativamente tranquilos.

Los expertos dijeron que el Sr. Xi parecía estar tratando de evitar la sensación de pánico y limitar las críticas a la respuesta del partido.

“La prioridad principal será evitar que la cobertura haga preguntas más profundas sobre cómo han respondido las instituciones de China, preguntas que podrían llevar a la crítica del gobierno”, dijo David Bandurski, codirector del Proyecto de Medios de Comunicación de China.

propagación de coronavirus

Propagación del virus en tiempo real

Mira en este mapa los avances de las autoridades por combatir el virus y hazle seguimiento a los países donde ya hay sospechas de personas infectadas

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *