Conozca las enfermedades que afectan las glándulas parótidas

Sus glándulas salivales producen hasta un cuarto de saliva al día. La saliva es importante para lubricar la boca, ayudar a tragar, proteger los dientes contra las bacterias y ayudar en la digestión de los alimentos

Los tres pares principales de glándulas salivales son: las glándulas parótidas en el interior de las mejillas, las glándulas submandibulares en el piso de la boca y las glándulas sublinguales bajo la lengua. También hay varios cientos de glándulas salivales menores en la boca y la garganta. La saliva drena hacia la boca a través de pequeños tubos llamados conductos.

Cuando hay un problema con las glándulas o conductos salivales, puede tener síntomas como hinchazón de las glándulas salivales, sequedad de boca, dolor, fiebre y un drenaje de mal sabor en la boca.

Problemas que alteran la función de las glándulas salivales

Muchos problemas diferentes pueden interferir con la función de las glándulas salivales o bloquear los conductos para que no puedan drenar la saliva. Los siguientes son algunos de los problemas más comunes de las glándulas salivales:

Cálculos salivales o sialolitos

La causa más común de la hinchazón de las glándulas salivales, los cálculos salivales son acumulaciones de depósitos de saliva cristalizados. A veces pueden bloquear el flujo de saliva. Cuando la saliva no puede salir a través de los conductos, retrocede hacia la glándula, causando dolor e hinchazón. El dolor suele ser intermitente, se siente en una glándula y empeora progresivamente. A menos que la obstrucción se despeje, es probable que la glándula se infecte.

Infección de la glándula salival, o sialadenitis

La infección bacteriana de la glándula salival, más comúnmente la glándula parótida, puede resultar cuando se bloquea el conducto de la boca. La sialadenitis crea un bulto doloroso en la glándula, y el pus de mal sabor drena hacia la boca.

La sialadenitis es más común en los adultos mayores con cálculos salivales, pero también puede ocurrir en los bebés durante las primeras semanas después del nacimiento. Si no se trata, las infecciones de las glándulas salivales pueden causar dolor intenso, fiebres altas y abscesos (acumulación de pus).

Paperas

Las infecciones virales como las paperas, la gripe y otras pueden causar la hinchazón de las glándulas salivales. Se produce en ambos lados de la cara, dando la apariencia de “mejillas de ardilla”.La hinchazón de las glándulas salivales se asocia comúnmente con las paperas, ocurriendo en alrededor del 30% al 40% de las infecciones por paperas. Suele comenzar aproximadamente 48 horas después del inicio de otros síntomas como la fiebre y el dolor de cabeza.

Otras enfermedades virales que causan la hinchazón de las glándulas salivales incluyen el virus de Epstein-Barr (EBV), el citomegalovirus (CMV), el virus Coxsackievirus y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).Las infecciones bacterianas generalmente causan la hinchazón de las glándulas salivales de un solo lado.

Otros síntomas como la fiebre y el dolor acompañarán a la hinchazón. Las bacterias son típicamente las que se encuentran normalmente en la boca, así como las bacterias estafilocócicas. Estas infecciones suelen afectar a la glándula parótida. La deshidratación y la desnutrición aumentan el riesgo de contraer una infección bacteriana.

Quistes

Los quistes pueden desarrollarse en las glándulas salivales si las lesiones, infecciones, tumores o cálculos salivales bloquean el flujo de saliva. Algunos bebés nacen con quistes en la glándula parótida debido a un problema en el desarrollo de los oídos. Puede aparecer como una ampolla o una zona blanda y elevada. Los quistes pueden interferir con la alimentación y el habla.

Tumores

Varios tipos diferentes de tumores pueden afectar a las glándulas salivales. Pueden ser cancerosos (malignos) o no cancerosos (benignos). Los dos tumores más comunes son los adenomas pleomórficos y el tumor de Warthin.

Los adenomas pleomórficos afectan más comúnmente a las glándulas parótidas, pero también pueden afectar a la glándula submandibular y a las glándulas salivales menores. El tumor suele ser indoloro y crece lentamente. Los adenomas pleomórficos son benignos (no cancerosos) y son más comunes en las mujeres que en los hombres.

El tumor de Warthin también es benigno y afecta a las glándulas parótidas. Puede crecer en ambos lados de la cara y afecta más a los hombres que a las mujeres. Aunque la mayoría de los tumores de la glándula salival son benignos, algunos pueden ser cancerosos.

Los tumores malignos incluyen el carcinoma mucoepidermoide, el carcinoma adenocístico, el adenocarcinoma, el adenocarcinoma polimorfo de bajo grado y el tumor mixto maligno.

El síndrome de Sjögren

Se trata de una enfermedad autoinmune crónica en la que las células del sistema inmunológico de una persona atacan las glándulas salivales y otras glándulas productoras de humedad, lo que provoca sequedad en la boca y los ojos.

Aproximadamente la mitad de las personas con síndrome de Sjögren también tienen agrandamiento de las glándulas salivales a ambos lados de la boca, lo cual suele ser indoloro.

Cómo desinflamar las glándulas parótidas

El tratamiento de los problemas de las glándulas salivales depende de la causa. En el caso de los cálculos y otras obstrucciones de los conductos, el tratamiento suele comenzar con medidas como la eliminación manual de los cálculos, compresas calientes o caramelos ácidos para aumentar el flujo de saliva. Si las medidas simples no alivian el problema, puede ser necesaria una cirugía para eliminar la obstrucción y/o la glándula afectada.

Por lo general, se requiere cirugía para extirpar los tumores benignos y malignos. Algunos tumores benignos se tratan con radiación para evitar que regresen. Algunos tumores cancerosos requieren de radiación y quimioterapia. También puede ser necesaria la cirugía para tratar quistes grandes.Otros problemas pueden tratarse con medicamentos. Por ejemplo, las infecciones bacterianas se tratan con antibióticos. También se pueden recetar medicamentos para la sequedad de boca.

Lievana Sanchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

¿Cuáles son los tipos de quistes que existen?

Lun Abr 13 , 2020
Los quistes son cápsulas cerradas o estructuras en forma de saco, típicamente llenas de material líquido, semisólido o gaseoso, muy parecido a una ampolla Los quistes se producen dentro de los tejidos y pueden afectar […]
tipos de quistes

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.