envasadora al vacío
Nutrición

¿Cómo aprovechar una envasadora al vacío para no tirar la comida?

A todos nos pasa que preparamos una comida y quizás por momentos se pierde de pronto el apetito o se compra algo extra, por lo que nos terminan sobrando algunas partes. La idea es que éstas no terminen en el cubo de la basura sino que puedan estar bien conservadas para una próxima oportunidad.

La comida es parte fundamental de nuestra vida porque es la que nos aporta los nutrientes que necesitamos para tener energía y estar sanos. Además de eso, hacemos una importante inversión económica cada mes para tener el frigorífico y la despensa bien llenos, así que saber aprovechar todo muy bien es algo de mucha sabiduría.

Cuando los alimentos no terminan por consumirse en el momento de cocinarse, éstos tienden a perder ciertas propiedades, por lo que las técnicas de conservación son fundamentales si lo que se busca es aprovechar al máximo todo. Antes era una situación compleja y parecía que los tuppers medio resolvían la situación, pero hoy con las mejores envasadoras, este trabajo se ha vuelto un verdadero gusto.

El tamaño compacto, los diseños modernos y la facilidad de uso son tres de las características principales que le han dado un sitio de lujo dentro de las casas en la actualidad. A todos nos gusta contar con equipos funcionales que nos hagan la vida más fácil y ese es justo el principal objetivo que persigue una envasadora al vacío.

Beneficios de utilizar una envasadora

Quienes todavía no se han sumado al club de usuarios de las envasadoras al vacío, les resulta necesario conocer cuáles son los beneficios que éstas pueden otorgarnos en el día a día y, en base a ello, hemos preparado el siguiente listado:

  • Conservación: bien sea que estén crudos o cocidos, los alimentos se conservan mucho mejor cuando están hechos al vacío. Ya esto es comprobable al visitar el supermercado y ver la cantidad de productos vegetales que se ven verdes y frescos, como si recién hubiesen llegado del campo. Este efecto lo logra la exclusión del aire del envasado, es decir, el empaquetado al vacío.
  • Ahorro de espacio: como las bolsas no tienen aire contenido dentro, ocupan mucho menos espacio que al hacer el almacenamiento de productos por las técnicas regulares. Al estar organizado se logra ver un congelador con sus bolsas ordenadas, listas para usar en cada comida.
  • Ahorro de tiempo: sí, algo que es tan valioso en los actuales momentos, no se puede pasar por alto. La razón de que esto sea así, es que el empaquetado al vacío nos facilita dedicar un día a la semana para adelantar las comidas de todos los demás días y para tenerlas disponibles y en excelente estado para el día de consumo. 
  • Ahorro de dinero: ¿temporada de espinacas? ¿qué tal vendría comprar una buena cantidad de espinacas al mejor precio y conservarlas como el primer día hasta semanas después? Seguro que no se podría prever de buenas a primeras este beneficio pero es muy real.

Método para utilizar una máquina de vacío

Si ya todos los puntos anteriores están bien comprendidos, ahora viene el turno de conocer cómo es que estas máquinas logran ese trabajo tan eficiente y la respuesta clave está en su bomba de aire interna. Esta bomba tiene la importante misión de extraer todo el aire que está dentro de la bolsa para que después la máquina la selle.

Y es que es precisamente el aire, el que ocasiona que los alimentos pierdan su calidad, degradando su estructura interna y llevando a cuesta las bacterias que causan que se pierdan las propiedades naturales de los mismos. Por ende, al quitarlo del proceso, los alimentos pueden estar en mucho mejor estado durante más tiempo.

Ahora bien, en cuanto al proceso de envasado como tal, lo que hará falta es colocar los alimentos dentro de las bolsas que se suministran de manera especial para esta función y permitir que la máquina haga su trabajo, de acuerdo a la programación que tenga de fábrica.

En el caso de que los alimentos contengan mucho líquido, también será posible de utilizar la envasadora en tuppers que vienen diseñados para cubrir esta función, solo hay que saberlos seleccionar en el momento de la compra.

Ventajas de conservar los alimentos al vacío

Después de haber comentado sobre todo lo anterior, y aunque ya hemos hecho alguna referencia a este punto, vale la pena indicar las ventajas de conservar los alimentos al vacío:

  • No sufren ningún tipo de modificación en sus características, quiere decir que mantienen su color, olor y sabor.
  • Se mantienen frescos, tal y como en el mismo momento de haber realizado el envasado, con humedad y buena textura.
  • Su composición interna no sufre modificaciones, por lo que continuarán teniendo los mismos nutrientes de siempre.
  • Facilita la organización de las comidas por menús, de manera que durante la semana se pierda menos tiempo en esta tarea.
  • Conserva en buen estado la comida que ya está preparada y que no puede consumirse en su totalidad, facilitando aprovecharla en otro momento.
  • Cuando se congelan, los alimentos no sufren los daños que son comunes por el frío cuando se realiza el proceso en bolsas comunes o envases poco tratados.
  • No existirá transferencia de olores, ya que el vacío no da pie a pérdidas de la humedad propia de los alimentos. En este sentido, el pollo olerá a pollo y el pescado a pescado.

Si bien existen muchos otros electrodomésticos que podrían considerarse indispensables dentro de casa, una envasadora nos ayudará en muchas áreas diferentes, incluyendo el aspecto económico, que siempre es de interés para todos en materia de ahorro.

Además, vale la pena saber que tienden a consumir muy poca energía, lo que ayuda a que el impacto sobre la factura de electricidad no se vea muy afectada. Y, como son de tamaño reducido, no se sufrirá de ningún inconveniente a la hora de buscarle un buen lugar de almacenamiento dentro de la cocina junto al resto de los pequeños electrodomésticos que se tengan.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *