acne
Dermatologia Nutrición Salud

Come estos cinco alimentos para ayudarte con el acné, la rosácea y otras condiciones de la piel

Si tiene rosácea, eccema, psoriasis o acné, su piel está clasificada como un tipo de piel sensible y tiene una inflamación subyacente

Una vez que se activa una vía inflamatoria, otras vías inflamatorias se activan en un efecto dominó. Esto lleva a brotes de síntomas como enrojecimiento y picazón que pueden ser difíciles de controlar. Aunque el uso de los productos para el cuidado de la piel -adecuados para su tipo- es su primera línea de defensa contra la inflamación, los alimentos que usted come también pueden tener un gran impacto en la salud de su piel.

Busque alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y ácido linoleico para ayudar a calmar la inflamación y mantener los síntomas a raya.

Por qué su piel necesita omega-3 y ácido linoleico

Los omega-3 son un tipo de ácido graso esencial, lo que significa que el cuerpo humano no puede fabricarlo por sí mismo. Por lo tanto, es necesario ingerir ácidos grasos omega-3 para obtener este importante nutriente. Los ácidos grasos omega-3 ofrecen una variedad de beneficios a la piel, incluyendo la hidratación, la mejora de la función de barrera, una mayor protección contra el daño solar y la reducción de la inflamación.

El ácido linoleico es uno de los componentes básicos de las ceramidas, un importante componente de la barrera protectora de la piel. Añadir alimentos ricos en ácido linoléico a la dieta puede ayudar a fortalecer la barrera de la piel. Esto evita que los irritantes y los alérgenos penetren, a la vez que evita que la humedad se evapore y salga a la atmósfera.

Los 5 principales alimentos antiinflamatorios para su piel

Hay varios alimentos que contienen altas cantidades de ácidos grasos omega-3 y ácido linoleico. Aquí están cinco de los favoritos por sus beneficios antiinflamatorios:

Salmón: Rico en omega 3.

Semillas de lino: Ricas en omega-3.

Nueces: Ricas en omega-3.

Semillas de girasol: Ricas en ácido linoleico.

Aceite de argán: Rico en ácido linoleico.

El aceite de argán también puede ser usado tópicamente en la piel para calmar la inflamación. A diferencia de otros tipos de aceites, el aceite de argán no obstruye los poros. Combine el régimen de cuidado adecuado para su tipo de piel con una dieta sana y equilibrada llena de alimentos antiinflamatorios como los mencionados anteriormente para combatir las condiciones inflamatorias como la rosácea, el eccema y el acné. Si aún estás luchando para controlar los síntomas, habla con tu dermatólogo acerca de los tratamientos recetados que debes incluir en tu régimen.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *