Causas de la distensión abdominal

La distensión abdominal es una manifestación de los trastornos funcionales gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable (SII), y se caracteriza por un aumento de la presión abdominal junto con un aumento visible del diámetro abdominal general

La distensión abdominal, que se considera básicamente una sensación subjetiva de pesadez abdominal, suele ir acompañada de una distensión abdominal, que se considera un signo objetivo. Tanto la distensión como la hinchazón producen molestias y sensaciones dolorosas, que en conjunto reducen la calidad de vida.

Según un estudio epidemiológico, la prevalencia general de la hinchazón y la distensión en el condado de Olmsted, Minnesota, es del 19% y el 9%, respectivamente. Según otro estudio estadounidense, los pacientes con SII y dispepsia funcional son más propensos a tener tanto hinchazón como distensión; mientras que la hinchazón sin distensión es más frecuente en pacientes con estreñimiento funcional.

Factores que contribuyen

Gas intestinal

El gas producido por la fermentación del contenido intestinal es un contribuyente significativo de la distensión abdominal. Los componentes alimenticios mal absorbidos, como la lactulosa, permanecen en el intestino tras su ingestión y se convierten en sustratos para la fermentación por la microbiota intestinal. Además, una alteración en la microbiota intestinal debido al SII o a la dispepsia funcional también puede promover la tasa de fermentación y aumentar la producción de gas intestinal.

Mayor contenido de agua

Los carbohidratos de cadena corta mal absorbidos, como la fructosa y el manitol, pueden aumentar la cantidad de agua en el intestino delgado por sus efectos osmóticos. Esto puede a su vez dar lugar a una distensión abdominal.      

Contenido del colon

La impactación fecal, que es un aumento del contenido del colon debido al estreñimiento, puede causar la distensión del colon. Además, el aumento de la cantidad de contenido colónico aumenta aún más la tasa de fermentación y la producción de gas. Los efectos combinados de estos incidentes pueden contribuir significativamente a la hinchazón y/o la distensión abdominal.      

Alteración del movimiento de los gases intestinales

Se sabe que la alteración del tránsito de los gases intestinales, que provoca una retención indebida de los gases, está asociada a los episodios de distensión abdominal. Probablemente, dicha alteración en el tránsito de gases es el resultado de la alteración del control reflejo para el despeje de gases.

Sensibilidad visceral

Un cambio en la sensibilidad visceral es uno de los principales factores asociados con la distensión abdominal. Por ejemplo, la hiposensibilidad rectal, que se define como un aumento del umbral de la distensión rectal, es un factor muy común de la distensión abdominal inducida por el estreñimiento.

Alteración de la actividad de los músculos abdominales y diafragmáticos

Un cambio en el control reflejo de los músculos abdominales y diafragmáticos también puede causar hinchazón y/o distensión. Por ejemplo, los estudios han demostrado que se ha observado una contracción inusual del músculo diafragmático y una relajación del músculo de la pared abdominal al ingerir gas en pacientes con distensión e hinchazón.

Alteración de la función del suelo pélvico

Un cambio en el control de los reflejos del suelo pélvico también se asocia con la distensión abdominal. Un reflejo inhibitorio recto-anal alterado, una respuesta del esfínter anal interno a la distensión rectal, se observa en pacientes con distensión abdominal, lo que sugiere que un cambio en el proceso de defecación puede ser responsable de la distensión abdominal.

Aerofagia patológica

La aerofagia patológica se produce debido a la excesiva ingestión de aire y también es un factor que contribuye a la distensión abdominal.

Trastorno de la motilidad intestinal

Una reducción en la tasa de contracción de los músculos gastrointestinales, como en la gastroparesia, disminuye el movimiento de los alimentos a través del tracto gastrointestinal. Esta condición a menudo conduce a la hinchazón y/o distensión abdominal.

Otros factores

Se sabe que los factores psicológicos, como el estrés y la ansiedad, se correlacionan con los episodios de distensión. Además, el crecimiento bacteriano excesivo en el intestino delgado también puede provocar distensión abdominal debido a la producción excesiva de gas y otros productos fermentados.

Lievana Sanchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Tratar la isquemia le ayudará a prevenir un ataque cardiaco

Dom Nov 22 , 2020
La isquemia miocárdica se produce cuando se reduce el flujo de sangre al corazón, lo que impide que el músculo cardíaco reciba suficiente oxígeno. La reducción del flujo sanguíneo suele ser el resultado de una […]
isquemia

Archivos

Categorías

Meta

Encuéntranos

Contacto
davalorsalud@gmail.com

Horas
Lunes a viernes: de 9:00 a 17:00 h.
Sábado y domingo: de 11:00 a 15:00 h.