Tratamiento de la obesidad con Banda Gástrica

La obesidad es una condición de salud delicada que deriva en otros problemas y enfermedades graves, como la diabetes, dificultad respiratoria y deficiencia cardíaca. Por ello, cuando las dietas tradicionales o supervisadas por un especialista fallan en el objetivo de la pérdida de peso, los pacientes recurren a otras opciones como la banda gástrica.

Entre las alternativas más comunes y recomendadas encontramos las que derivan de la cirugía Bariátrica. Esta consiste en la implementación de sistemas específicos para ajustar las funciones digestivas de tal forma que se pueda lograr una pérdida importante de peso.

Una de las más modernas es la Banda gástrica. Este instrumento asemeja un cinturón que se coloca en la parte superior del estómago, reduciendo el espacio creando una sensación de saciedad que limita la cantidad de alimentos que se consumen en cada comida.

la banda gástrica

¿Cuáles son las ventajas de una banda gástrica?

La banda gástrica ajustable o anillo gástrico se coloca mediante una laparoscopia y es una de las cirugías bariátricas de mayor efectividad. Su éxito se debe a las muchas ventajas que aporta durante y después del proceso de pérdida de peso.

Para empezar, lo primero que produce en una sensación de saciedad temprana, con un poco cantidad de comestibles. Esto se debe a que reduce no solo las dimensiones de la bolsa estomacal, sino el paso de los alimentos hacia el intestino. El resultado salta a la vista.

Colocación por laparoscopia

Como ya mencionamos, para colocar la banda gástrica solo es necesario hacer tres pequeñas incisiones, apenas visibles y que tendrán una recuperación muy rápida, dejando una cicatriz prácticamente invisible.

Para la mayoría de los pacientes se trata de un en el que el paciente solo tendrá un día de ingreso. Es decir que pasadas las 24 horas será dado de alta. Pudiendo volver a a sus actividades rutinarias alrededor de 5 días después de la intervención.

Se adapta a cada paciente

Gracias a que la banda gástrica es ajustable es posible adaptar sus dimensiones según las características de cada paciente. Considerando que los casos son diferentes, al igual que las exigencias. También se puede ajustar conforme el tratamiento vaya dando resultados.

Es totalmente reversible

Dado que solo se trata de la colocación de un instrumento, en este caso la banda de silicona, la forma del estómago no cambia en absoluto. Una vez que se desee, puede retirarse con otra cirugía bariátrica y el órgano en cuestión retomara su forma y dimensiones sin ninguna complicación.

Es poco invasiva

Esta técnica no interfiere en las funciones del organismo, ni en la digestión y en el recorrido de los alimentos a través del sistema digestivo. Su única función es darle menos espacio a la comida, procurando así una menor ingesta de la misma.

Aprobada por la FDA

La Food and Drug Administration (FDA) es el ente responsable de regular y autorizar el uso y registro de productos médicos y farmacéuticos en los Estados Unidos. Un organismo cuya opinión es valorada en el mundo entero dada sus funciones y la importancia de su papel.

Eficacia demostrada a nivel mundial

Hoy en día la banda gástrica ajustable es uno de los procedimientos más efectivos alrededor del planeta. Con un número de pacientes intervenidos exitosamente, que sobrepasa los 160.000 individuos.

¿Quiénes tienen indicada la banda gástrica?

Los pacientes que sufren de obesidad y que no han logrado resultados con dietas y otros tratamientos, pueden ser indicados con una banda gástrica. Por lo general se trata de personas cuyo índice de masa corporal (IMC) es superior a 40.

Incluso, pacientes con un IMC de hasta 30 pueden ser considerados para recibir este tratamiento. Especialmente si presentan signos de alguna enfermedad relacionada con el exceso de peso, como hipertensión, apnea del sueño, diabetes y otros.

¿Cuáles son los resultados de la banda gástrica?

Una vez realizada la cirugía se deberá mantener un seguimiento médico. La dieta de las primeras dos semanas es líquida, introduciendo los alimentos sólidos luego de este tiempo y paulatinamente.

Será necesario seguir algunas indicaciones, como masticar adecuadamente los alimentos y beber líquidos con una diferencia de media hora antes o después de las comidas. Esto para asegurar un buen funcionamiento de la banda gástrica y evitar posibles complicaciones. 

En cuanto a los resultados, la pérdida de peso que se puede observar gracias a la banda gástrica es de alrededor del 70% u 80% del exceso del peso, lo que pueden representar unos 50 o 60 kilogramos, dependiendo de cada caso. Con esto, es posible llegar al peso ideal en un tiempo rápido y saludable a la vez.

Suscríbete

Últimos Artículos

Ponte en contacto con nosotros

3,693SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos