infarto
Salud

Ataque al corazón: Cómo reconocer los síntomas y qué hacer

El infarto de miocardio es causado por un súbito estrechamiento u oclusión completa de los vasos coronarios que llevan sangre oxigenada y rica en nutrientes a las células del corazón.

La interrupción repentina del flujo sanguíneo lleva en pocos minutos a un sufrimiento celular y a la consiguiente muerte del tejido vascularizado de estas arterias.

El área infartada puede variar en tamaño y, dependiendo de su extensión, la función cardíaca residual será mejor o peor.

El reconocimiento temprano de la sintomatología y el tratamiento temprano reducen el daño y la mortalidad miocárdicos.

infarto

Causas y factores de riesgo

La causa más frecuente de la oclusión es la trombosis, sólo en raras ocasiones se debe a un espasmo coronario.
La trombosis es una consecuencia natural de la aterosclerosis (formación de placas ateromatosas en la superficie interna de los vasos), un proceso de larga duración favorecido por un comportamiento y unos hábitos de vida incorrectos, que se suman a la familiaridad y a patologías más o menos conocidas.
En este punto se enumeran los principales factores de riesgo:

  • Fumar cigarrillos
  • Dislipidemias (hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia)
  • Hipertensión
  • Diabetes Mellitus
  • Sobrepeso y obesidad
  • Síndrome metabólico
  • Estilo de vida sedentario
  • Sexo masculino
  • Edad (hombre > 50, mujer > 60)

Qué hacer si sospecha un ataque al corazón

La persona que cree estar frente a una persona que sufre un infarto debe llamar inmediatamente al 118 y, manteniéndose en contacto con esta persona, realizar las maniobras necesarias mientras espera que llegue la ayuda. Si el ataque cardíaco es seguido de un paro cardíaco, es esencial iniciar el masaje cardíaco inmediatamente.

infarto

El factor tiempo en esta situación se convierte en el elemento más importante y la probabilidad de éxito de la desfibrilación disminuye rápidamente a medida que pasa cada minuto.

Si la sintomatología es más leve, el factor tiempo sigue siendo importante. La persona debe llegar rápidamente a la sala de emergencias donde el médico, habiendo diagnosticado el ataque cardíaco, procederá a la destrucción de la arteria coronaria ocluida.

En esencia, cuanto antes se realice la intervención, mayores serán las tasas de éxito, ya que la cantidad de tejido cardíaco salvado es proporcional a la precocidad de la reperfusión.

Síntomas

La sintomatología se presenta con dolor torácico prolongado (angina) (> 20 minutos) que surge en reposo y no retrocede espontáneamente.

Este dolor tiene ciertas características:

  • intensidad variable, generalmente intensa y a veces insoportable;
  • se describe como constrictiva, abrumadora, opresiva (típicamente “como un peso” o “un tornillo de banco” en el medio del pecho);
  • típicamente localizado detrás del esternón, pero también por encima del estómago (a veces el dolor se confunde con la acidez estomacal asociada con una mala digestión).
  • puede irradiar a todo el pecho, especialmente al lado izquierdo, al brazo izquierdo hasta la muñeca y los dedos, pero también al hombro, el cuello, la mandíbula y entre los omóplatos;
  • puede ir acompañado de sudores fríos, náuseas, vómitos, debilidad y mareos.
  • Otra manifestación puede ser el desmayo (en aproximadamente uno de cada 10 casos, éste es el único síntoma de ataque cardíaco) y en un porcentaje de casos, 15-20%, el ataque cardíaco puede ser indoloro (mayor incidencia en los diabéticos).

En un pequeño porcentaje, el infarto agudo de miocardio puede presentarse con las características de “muerte súbita”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *